Internacionales

Aumentan las deportaciones en Estados Unidos por ingreso irregular

Solo en el año fiscal de 2023, de octubre 2022 a septiembre del corriente año, se registraron 142,580 remociones. Del total, 25,634 personas fueron deportadas por violar las leyes de inmigración y otras 21,734 fueron repatriadas de manera expedita, según datos de ICE. 

El director de la Oficina de Detención y Deportación (ERO, en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés) en Harlingen, Texas, Miguel Vergara, aseguró que los vuelos de deportación van en aumento.

Solo en el año fiscal de 2023, de octubre 2022 a septiembre del corriente año, se registraron 142,580 remociones. Del total, 25,634 personas fueron deportadas por violar las leyes de inmigración y otras 21,734 fueron repatriadas de manera expedita, según datos de ICE. 

Vergara aseguró que una de las principales causas de deportación es el ingreso irregular a Estados Unidos. Además, quien intente reingresar de forma irregular verá consecuencias,advirtió. 

Si es la primera vez, las autoridades estadounidenses emiten una orden de remoción con prohibición de cinco años para regresar a Estados Unidos. En una segunda ocasión, y con un juez de inmigración, el castigo sube a 10 años. Y si vuelve a intentarlo, es inhabilitado por 20 años. 

«Por eso enfatizamos que si van a regresar a Estados Unidos tomen las vías legales, porque sino se arriesgan. Independientemente del mérito o la razón por la que quiere entrar, va a enfrentar una penalidad más severa», afirmó Vergara. 

«Hay permisos y peticiones a los que se pueden someter, pero las personas prefieren pagar a las organizaciones criminales», señaló. 

Aclaró que motivos, como la falta de empleo o alta criminalidad en el país de origen no son criterios suficientes para otorgar asilo. «Lamentablemente, no siguen las vías legales que el departamento ha establecido, pagan a organizaciones criminales, llegan buscando asilo y se desaniman porque no obtienen lo que querían», comentó. 

Ayer, en Harlingen, 132 migrantes guatemaltecos retornaron a su país luego de que un juez de inmigración rechazó su petición para permanecer legalmente en Estados Unidos. Hombres y mujeres solteros se bajaron de tres autobuses con las manos esposadas y fueron inspeccionados por la agentes de ERO para abordar el avión. 

En este viaje también iban familias. 

Las autoridades explicaron que efectúan estos vuelos no solo en este sector, sino en Laredo, Arizona, San Antonio, Houston y Miami.

Los que esperan la resolución de un juez para su caso asilo o deportación son enviados a centros de detención durante varios meses. 

En Texas se encuentra el centro de detención Puerto Isabel, que actualmente alberga a 1,075 hombres inmigrantes. Ninguno puede salir de estas instalaciones hasta que su caso sea resuelto, de lo contrario, es deportado inmediatamente. 

«Hemos determinado que (el centro de detención) es el mejor lugar para continuar su proceso de inmigración», explicó la portavoz de ERO en Harlingen, Mónica Yoas.

Vía: @AFP_Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba